Sao Paulo

La ciudad de Sao Paulo es el centro económico y financiero de Brasil. Además de ser la ciudad más grande del país es también una de las que posee mayor número de habitantes en el mundo, contando con una población de 11 millones.

Sao Paulo se encuentra en la zona sureste de Brasil y tiene un clima bastante inestable con abundantes precipitaciones.

Esta ciudad es un gran centro cultural que cuenta con una amplia gama de actividades como exhibiciones, conciertos, y gran variedad de restaurantes. Es un gran punto de interés turístico donde se pueden visitar distintos sitios como el Parque Ibirapuera, el barrio japonés y muchos centros comerciales en una pintoresca ciudad.

Además de los interesantes lugares de interés esta ciudad fué una de las sedes en la Copa Mundial de la FIFA, ya que el Mundial de Futbol 2014 fué en Brasil.

Hoteles de lujo en Barcelona

Barcelona es la segunda ciudad de España más poblada situada a orillas del mar Mediterráneo. Es denominada como Ciudad Global por su importancia comercial, financiera, cultural y turística. Posee una amplia historia arquitectónica y atractivos puntos de interés turístico que hacen de esta ciudad un excelente lugar para visitar

Si quieres encontrar un hotel en Barcelona te contamos acerca de la cadena hotelera HCC Hotels, ideal para que no tengas que pasar horas buscando un agradable hospedaje en una linda zona encontrarás aquí hermosos hoteles de lujo y todos los servicios que puedas necesitar.

HCC es la cadena hotelera por excelencia que cuenta con variados hoteles perfectamente ubicados en la ciudad de Barcelona y sus alrededores. Esta cadena ofrece a todos sus clientes un distinguido cuidado al mismo tiempo que se deleitan en un hotel con servicios e instalaciones de gran nivel.

 Un sitio perfecto para quienes buscan unas agradables vacaciones, visitando la ciudad y sus puntos de interés turístico, como también para aquellas personas que viajan por cuestiones laborales necesitando de salas de reuniones o eventos. Aquí podrán encontrar salones para congresos, reuniones laborales y convenciones con capacidad de hasta 600 personas que cuentan además con conexión a internet wireless, luces graduables, óptimos sistemas audiovisuales y un selecto servicio de restauración.

HCC Hotels brinda también un encantador servicio para eventos como convenciones, homenajes, bautizos, comuniones, seminarios, cursos, actos deportivos, sociales y culturales, entre otros.

También podrás celebrar aquí una boda de ensueño en el centro de la ciudad con un gran servicio que incluye desde el menú hasta la noche de bodas, con una capacidad de hasta 300 personas.

La excelente ubicación geográfica de estos hoteles brinda una excelente oportunidad para conocer interesantes sitios del lugar como La Rosaleda, Catedral de Barcelona, Sagrada Familia, la Rambla de Catalunya, Fundación Joan Miró, y muchos sitios más.

Estatua de la Libertad

Liberty Enlightening the World (La libertad iluminando el mundo) es conocida como la Estatua de la Libertad, uno de los más famosos monumentos de la ciudad de New York en Estados Unidos y fue inaugurada en octubre de 1886. Está situada en la isla de la Libertad al sur de Manhattan en la desembocadura del río Hudson. La estatua fue un regalo de Francia a Estados Unidos en 1886 en conmemoración del centenario de la Declaración de la Independencia y como muestra de amistad entre las dos naciones.

“En 1924 la Estatua de la Libertad fue declarada monumento nacional de Estados Unidos y en octubre de 1965 se añadió” la isla Ellis. Desde el año 1984 se declaró Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Esta estatua no solo es  un monumento importante para la ciudad, sino que se transformó en un símbolo de liberación e independencia de la opresión, esta era la primera visión de los inmigrantes europeos al llegar a América tras su travesía por el Atlántico. Desde el año 1933 es administrada por el Servicio Nacional de Parques Nacionales de Estados Unidos. La Estatua de la Libertad es un punto turístico que no puede faltar en ningún tour a la ciudad de New York.

Recife (Brasil)

image

En el noreste de Brasil encontramos Recife, la capital del Estado de Pernambuco. Una de las áreas metropolitanas más grandes de este país con una gran importancia económica para la región lo que comúnmente le da el nombre de “capital del noreste”.

Exquisitas playas rodean la ciudad como Boa Viagem y Porto de Galinhas, siendo este uno de los más importantes destinos turísticos.

Varios símbolos historicos enmarcan también a esta ciudad como el Fuerte Orange y la ciudad de Olinda que fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 1982.

Además de los interesantes lugares de interés esta ciudad fué una de las sedes en la Copa Mundial de la FIFA, ya que el Mundial de Futbol 2014 fué en Brasil.

Opera de Viena

image

Wiener Staatsoper, la Ópera de Viena esta ubicada donde su nombre lo indica, en Viena, Austria, y es una de las compañías de ópera mundiales más famosa. Es el centro de la vida musical de Viena y uno de los centro de atracción del mundo musical.

 Hasta 1920 se llamó Ópera de la Corte de Viena, el teatro original es un edificio neorromántico muy criticado cuando se construyó. Su inauguración fue en mayo de 1869 con la ópera de Mozart Don Giovanni

image

Quedó destrozado por las bombas aliadas de la Segunda Guerra Mundial y fue incendiado en marzo de 1945. La mayoría del decorado para más de 120 óperas con aproximadamente 150.000 disfraces fueron destruidos, mientras que la entrada con frescos de Mortiz Von Schwind, las escaleras principales, el vestíbulo y el salón de té pudieron salvarse.

Temporalmente se alojo la Ópera Estatal en el Theater an der Wien y en Volksoper. Con más de 2.000 plazas se reconstruyó y tuvo su reapertura en noviembre de 1955 con la ópera de Beethoven Fidelio, dirigida por Karl Böhm.

El camino inca

El camino inca transcurre por unos parajes de montaña maravillosos. El cansancio, el habituarse a estar a más de 4.000 metros, las más de 9 horas de ardúo trekking diarias y el frío insoportable de alguna noche se convierten en un mal liviano cuando el entorno andino y amazónico, los glaciales y las ruinas Incas hacen de esta excursión por etapas un regalo de altura para tus emociones. Ver las ruinas de Llactapacta, los laberintos de Sayaqmarka con su atmósfera inigualable y perderte entre las nubes de Phuyupatamarca (no en vano en Inca significa “Ciudad sobre las nubes”) bien vale los momentos de desfallecimiento, la ropa empapada de los días de lluvia incesante y la austera y repetida dieta de sopa, arroz y pollo.

Las mañanas empiezan con infusiones de coca en la puerta de las tiendas de campaña y el segundo día, día de ascenso al Warmiwañuska, el picchar coca (mascarla) se convierte en algo necesario para alcanzar esos 4.200 metros. Una hora antes de la llegada divisas casi todo el sinuoso camino que llega hasta el paso y cómo ascienden personitas que parecen Micromachines humanos. Warmiwañuska significa “Paso de la Mujer Muerta”. Sobra cualquier comentario. El descenso no es ningún alivio, pero el hermoso pavimento inca te lleva a Pacaymayu donde esa noche se acampa con vistas a un precioso nevado.

Las llegadas a los campamentos, preparados por los porteadores que cargan a su espalda más de 30 kilos por un sueldo que me atrevo a deducir poco más que indigno, son un alivio y una parte de la recompensa del trekking. La convivencia con tus compañeros de excursión, las conversaciones y juegos tras las cenas y la empatía que se genera en esos días es un añadido la mar de gratificante en esos días de montaña. La llegada a Wiñay Huayna el tercer día del trekking para pasar la última noche tiene componentes que la tildan de especial. Primero porque, personalmente y excluyendo a Machu Picchu, son las ruinas Incas más fascinantes de todo el camino. El lugar es sencillamente hermoso. Flores redondas violetas son el marco de entrada a las ruinas, construidas en la ladera de una montaña con vistas al río Urubamba. La perfección de la arquitectura de los muros y de las torres te hacen sentir parte de la solemnidad del lugar. Segundo porque es la primera vez en 3 días que tienes opción a una ducha que te sienta casi como un chapuzón en el Caribe y tercero porque se hace una ceremonia de despedida con una cena especial y un homenaje (más que merecidísimo) a los porteadores. Sabes que el día siguiente llegas a Machu Picchu y en tu infusión (por la noche mejor muña que coca) existe una mezcla de ilusión y nostalgia.

A Machu Picchu llegamos corriendo. Corrimos durante una hora y media con la lluvia más intensa del camino (gracias a la pacha mama o a mis piernas) para poder ascender a Wayna Pichu, la montaña que se ve detrás de cualquier retrato desde Machu Picchu. Corrimos porque únicamente pueden ascenderla 400 personas en cada turno (existen 2 turnos). Los guías nos dijeron que era posible, pero el acceso parece destinado a los turistas que hacen noche en algún hotel de Aguas Calientes. Evidentemente no pudimos subir el Wayna Picchu. Al llegar a Machu Picchu, la bruma matutina aún lo escondía. Fuimos afortunados en esperar sentados a que ésta desapareciera y como si de un telón se tratara nos invitara a espectar semejante representación. A Machu Picchu le pega cualquier sinónimo de espectacular y mágico. La ciudad perdida de los incas no es solo unas fantásticas ruinas en un entorno fascinante. Machu Picchu te mira de manera mística y espiritual. Y te atrapa.

Acabamos el camino inca pasando olímpicamente del bus que por 7 $US te bajaba a Aguas Calientes. Decidimos hacer el trayecto de una hora y media más a pie, cruzando una zigzagueante pista de montaña. Teníamos fuerzas para eso y más, y de algún lugar provenían tras 4 días de caminata.

Esos 4 días y casi 50 kilómetros recorridos a pie son una gratificante experiencia que recomendar, y sin duda alguna, extienden a quienes la disfrutan un cheque en blanco de satisfacción y deleite.